Método de alfabetización y su repercusión en la Argentina
Presentación sobre el Método

Hoy los medios de comunicación audiovisuales permiten optimizar los recursos humanos y materiales de que se dispone, con la estrategia de llegar a todos con menos recursos. El gran problema de la falta de financiamiento para el desarrollo de los proyectos puede aliviarse.

El método de alfabetización a través de los medios de comunicación audiovisuales desarrollado por los pedagogos cubanos ha contribuido y contribuirá a revertir esta realidad en un menor espacio de tiempo y con bajos costos.

Con los programas de alfabetización audiovisuales, mediante la utilización de TV y Videocasetes, se pretende incidir en la reducción de los índices de analfabetismo en jóvenes y adultos, planteándose como instrumento de alfabetización la comunicación a través de estos medios, mediante la cual se emitirán las 65 clases, con una duración de 30 minutos cada una, 5 días a la semana. Los participantes se acompañan de una sencilla cartilla de 7 páginas que combina los números con las letras y de la acción del facilitador. Las clases tienen además contenidos informativos que contribuyen al conocimiento e incremento de la cultura de los participantes. El tiempo de duración del proceso en su primera etapa, (lecto-escritura) es de tres meses.

La concepción que exponemos para la alfabetización mediante la utilización de los medios de comunicación audiovisuales, va más allá de la simple adquisición de habilidades y destrezas en el manejo de las letras y de los números, está dirigida, también, al mejoramiento de las funciones que en la vida cotidiana realizan los seres humanos (funcional) y al incremento de la toma de conciencia, de forma tal que se produzcan las transformaciones necesarias en sus modos de actuación y de vida, (concientizadora).

Esta es una concepción con un carácter integrador, propiciadora del diálogo constante (dialógica); la reflexión oportuna ante temas y situaciones de carácter objetivo y subjetivo (reflexiva), y facilitadora del debate y la discusión ( problematizadora).

En cada una de las clases, se abordan temas de gran interés, a partir de las necesidades más comunes en nuestra región: la salud, la convivencia familiar, la atención a las personas de la tercera edad, el cuidado de la naturaleza y el medio ambiente, la historia y cultura de nuestros pueblos, en general.

En esta organización de la alfabetización,  la televisión se convierte en el principal transmisor de la concepción planteada y constituye el soporte esencial de todo el proceso de enseñanza-aprendizaje.

El método desarrollado para la alfabetización por medio de la televisión y el video es  ecléctico, mixto, compuesto o global. También se hace uso de las técnicas y procedimientos  audio-visual y táctil o motor, combinadas con el análisis y la síntesis.

Los pedagogos cubanos han desarrollado también un Programa de Seguimiento hasta el 6to grado. La importancia del Seguimiento es vital para eliminar el analfabetismo por desuso. Es conocido que países que han desarrollado campañas nacionales de alfabetización, han visto a los pocos años el rápido incremento de los índices de analfabetismo, precisamente porque no hubo después programas de Seguimiento.

El Seguimiento no puede agotar todos los asuntos de las disciplinas que se estudian en la Educación General para niños y jóvenes. Los participantes sólo aprenden lo esencial que pueda servirles de base para sus estudios futuros que les permitan rendir más en la vida laboral y social en general. Por eso debe evitarse el exceso de definiciones que requieren de un aprendizaje memorístico innecesario.

Este método comenzó su aplicación en Haití, Nicaragua, Nueva Zelanda y está siendo aplicado masivamente en Venezuela con éxitos irrefutables, al punto de llegar en 1 año a un millón y medio de venezolanos alfabetizados . Se está adaptando para aplicarlo en Paraguay (en Guaraní) y se implementa en México en el estado de Michoacán.

En Argentina la demanda para abrir centros de alfabetización ha rebasado nuestras expectativas, llegando a contar hoy con 200 centros de alfabetización con 2000 participantes y 400 facilitadores.

Más de 18.800 participantes han completado esta experiencia, adquiriendo los conocimientos de lecto-escritura. Hemos valorado la eficiencia del mismo in situ arribando a la conclusión que los resultados más importantes en Argentina son:

  • Adquisición de habilidades y destrezas en el manejo de las letras y los números.

  • Motiva a las personas hacia  una superación permanente.

  • Fortalecimiento de la importancia de la educación familiar, lo que repercute en el aprendizaje y retención de los niños en la escuela.

  • Mejores condiciones para acceder al trabajo.

  • Incremento de la voluntariedad.

  • Devuelve a las personas otra oportunidad de acceder a la educación que alguna vez le fue negada.

  • Propicia un vínculo de contención familiar.

  • Estimula la reinserción en el sistema educativo.

  • Impulsa la incorporación de la población iletrada a la vida social y económica del país, mediante su participación plena en la vida pública.

  • Eleva la autoestima y la calidad de vida del adulto alfabetizado, y con ella la de su entorno familiar y la sociedad toda.

  • Eleva el nivel cultural del pueblo, de modo que cada ciudadano sea conciente de su dignidad personal y sea capaz de comprender su entorno social.

  • Propicia e impulsa  el  mejoramiento humano.
     

     

     

    (Volver al Inicio)

    "Un programa cubano destinado a poner fin al analfabetismo en América Latina"